“Irene”

     No tiene ni tres días que a penas estamos recuperándonos del susto que nos pego el inesperado e inusual movimiento telurico de 5.8 grados Richter, que sacudiera la parte sur del estado de Virginia a un par de cientos de millas de aquí y que ¡buen susto nos pego!, ahora ahí viene el meteoro llamado “Irene”…

     Un nuevo fenómeno natural que anuncio su trayectoria desde ya varios días al ir azotando con furia de lluvias y vientos huracanados a Puerto Rico, Dominican Republic y las Bahamas, ahora se perfila hacia el norte, sobre la costa Este de los Estados Unidos y donde las alertas se han disparado ya para todo el litoral en las “Carolinas” donde el huracán podría tocar tierra con furia y destrucción.

Asbury Park, NJ (A escasos 4 Km de Belmar, NJ donde vivo)

     La psicosis es aterradora, los comercios comienzan a quedarse vacíos, la gente tiene miedo, la gente esta temerosa antes los embates de Irene, un huracán que no pasaba por aquí en mas de 10 años, ahora con las tragedias que causara Katrina y Wilma., “Irene” es temerosa, y se ha convertido un monstruo categoría 3, esta zona muy sensible a la cual podría devastar con sus vientos y azotes sin piedad., la TV la internet y las redes sociales no dejan de hablar, informar y orientar., ya los gobernadores de las dos Carolinas, Virginia, New Jersey y New York han emitido las alertas de ‘madatoria evacuacion’ para las áreas bajas y cerca de las playas (donde yo me encuentro)…., ¿que pasara mañana? ¡les cuento mañana!
     …..Amaneció en Belmar soleado y hermoso, noté el bullicio característico de un viernes por la mañana en esta zona., todo parece perfecto, la gente van a la playa a tomar sol y relajarse un poco, el “fenómeno” aún está muy lejos todo el mundo lo comenta, “Irene” vendrá dentro de un par de días, mientras tanto, es el momento de disfrutar de Belmar.
     Al salir esta tarde hacia mi trabajo, ya había dejado todo preparado por cualquier eventualidad, las calles comenzaban a quedar vacías el bullicio había desaparecido la gente regresaba de las playas para dejarle el paso libre a Irene…, el tren venia lleno de turistas que abandonaban el lugar, antes de abordar ayudé a una anciana que pidió la asistiera para adquirir un boleto en las maquinas, mientras lo hacia me platicaba que su hija la esperaba en New York City allá pasaría los azotes que pudiera causar Irene.
     En el trabajo nos preguntaron quienes podríamos ir a laborar mañana sábado, por supuesto que yo dije que para mi estaba muy complicado, pues ya existía una orden de evacuación mandatoria. El gerente general me dijo que yo podría faltar sin ningún problema. (eso es comprensión y poder de decisión inmediata).
     Aquí voy esta noche, en el tren de media noche huyendo de los embates inminentes de Irene., a tras dejo un pueblo completamente vacío, en tinieblas y sin gente, ya la gran mayoría hemos acatado las órdenes de las autoridades que nos han hecho llegar por todos los medios, “eso es prevención y comunicación oportuna”, abandonen las zonas de alto riesgo. (a sólo una cuadra de la playa, esto no se ve muy bien). Sólo espero volver el martes y encontrar mi hogar….
     Por el paso en la madrugada (2:50am) por la gran manzana, mientras subía por las escaleras eléctricas hacia el exterior, uno de esos rubios “bien güero” me pidió dinero, al negarselo me respondió: “yeah, yeah you’re a fucking ass-hole”…, al ver los altos edificios, me dije…, “this is New York City”, Jajaja
     Amaneció por fin y yo solamente salí a respirar como los delfines en el mar, mientras esperaba mi tren para seguir mi trayecto en la huida hacia el norte, el altavoz de las redes subterráneas de la gran manzana no paró de recordarnos que la Ciudad de Nueva York estaba en alerta por lo que Irene pudiera causar, el “shutdown” del transporte público a partir del medio día del sábado tenia a los habitantes en completo shock, una ciudad totalmente inexperta ante la amenaza de un huracán.
     El tren partió a tiempo y sin contratiempos como lo anunció la pantalla electrónica, en el trayecto hacia el norte, el tren hace el recorrido justo a las orillas del río Hudson, sobre sus mansas aguas, muchos barcos y yates de lujo huyen de “Irene”, el verdor de los peñascos y montañas le dan el toque elegante a un sin fin de transportes de lujo, ¡todos río arriba!

     Llegue a Albany, NY sin ningún problema, ahí estaba Leo y Paola quienes vinieron a recogerme a la estación, nos fuimos directamente al “liquore store” a comprar las provisiones de esta noche, ya que haríamos unas carnes asadas (Sirloin) para celebrar la junta y esperar la llegada de Irene, la cual llego pero como tormenta tropical, ya degradada pero eso si con demasiada lluvia y algunas ráfagas de viento.

     Al día siguiente al amanecer, la lluvia había calmado, llovió toda la noche, el viento silbaba al paso por las ventanas de la casa…, salimos a ver el panorama y constatar lo que Irene había causado, nos dirigimos hacia Troy, NY un pequeño poblano donde el Rio Hudson había ya inundado las orillas de la ciudad, muchos negocios y parques ya estaban bajo el agua, las corrientes del río eran salvajes e imponentes, caminamos un rato por el “downtown” de Troy., la gente y los curiosos como yo y los turistas asombrados por los estragos de Irene, las corrientes del Hudson inundaban los negocios, los restaurantes y terrazas, los diferentes medios de comunicación al rededor pasando la noticia a sus diferentes televisoras, los puentes vehiculares sobre el Hudson, estaban cerrados, la policía no permitía cruzar a nadie.

     Regresamos a casa y trate de comprar mi boleto por la internet del tren que me llevaría a NYC y posterior mente a Belmar…, no pude, los trenes tanto en NY y NJ estaban suspendidos por los estragos que dejara el huracán Irene a su paso, habían tramos inundados en varios estados y en varias secciones del trayecto, para suerte mía, el Country Club donde yo trabajo, se había quedado sin energía eléctrica y algunas partes del campo del golf inundadas, como también el sótano del edificio principal, así que el gerente me había llamado para informarme de no presentarme a trabajar, los horarios habían quedado suspendidos hasta nuevo aviso.

     Asi pude quedarme ‘forzadamente’ en casa de mi amiga Paola en Latham, NY y esperar que todo volviera a la normalidad, hoy después 5 dias han restaurado las vías férreas, mañana viajo de regreso a mi realidad, a mi ciudad que de ante mano ya me informaron que todo esta bien, algunas casas inundadas, aquellas que estaban cerca de algún lago, pero todo bien por allá.

          Agradezco enormemente la hospitalidad de Leo y Paola por haberme albergado tantos días ‘sin querer queriendo’, Jajaja pero la verdad que me la pasé super, como suelo decir cuando algo esta muy bien, ¡vientos huracanados! (ahora si aplica y con justa razón).
     Hoy jueves 1 de Septiembre vuelvo a casa, salí hace 6 dias, por poco pierdo el tren, Jajaja cómo corrí para alcanzarlo, hasta que una empleada de la estación de Amtrak me dijo: “calm down walk, walk, don’t run”, el tren estaba ahí, no se iba aun…
     Inició el recorrido hacia el sur hacia la gran ciudad, el tren recorre el trayecto río abajo junto al imponente Hudson que hoy lleva un color chocolatoso, entre ratos el tren aminora la velocidad lo que nos hace apreciar hasta donde llegó el río y las partes que se inundaron por el paso de Irene.
     Por ahora lo que vivi en esta huida fue algo fuera de serie, pues pude volver a vivir lo que es alejarse de un fenómeno natural anunciado, en este caso “Irene” causo ciertos estragos (en mi zona) que no tuvimos que lamentar.
      Y horas más tarde, por fin llego a Belmar, mi pueblo todo parece estar en orden, mi bicicleta que dejé encadenada en la estación sin novedad, las calles llenas de ramas y muchas hojas secas, montones de árboles en el piso y ya podados por la ciudad, me dicen los vecinos que fuimos afortunados, algunas casas calles a tras, se inundaron, sobre todo, las que están pegadas a lago., en fin terminó la pesadilla que informaron las autoridades venia como un monstruo, que bueno que no entró con una “categoría” elevada, si no, a estas horas estaría ¡levantando los escombros de mi casa!

     Lo mejor de todo es que encontré a las mascotas en perfecto estado, 4 lindos y bellos gatitos, “Sammy”, “Nela”, “Chita”, “Texeira” y por supuesto la perrita “Baby”

Acerca de Manolo De La Cruz

Nacido orgullosamente tabasqueño, crecido en la tierra de los "tumbapatos" en Macuspana cruzando el río Puxcatán en San Joseito "Rancho 2-Hermanos". Vivido en Costa Rica y parte en Caracas, Venezuela. Escritor cómico, narrativo, descriptivo, anecdótico y ahora pintor empírico. Ver todas las entradas de Manolo De La Cruz

6 responses to ““Irene”

  • karla

    que cosa ala losiento los destrosos

    Me gusta

  • susanuca

    Hola Manolo! Que bueno que estas bien, que las cosas no pasaron a mayores, tuviste unos días de vacaciones y lo mejor, con buenos amigos no? Me gusto mucho tu relato, que bueno que nos contaste tu experiencia y que bueno que tengan esa cultura de prevención, más vale prevenir que lamentar! Saludos!

    Me gusta

  • cristina paz

    hola, manolo, una vez mas la vida te dio la oportunidad de tener una aventura emocionante, creo que es tu destino, y lo vinito que nos puedes compartir. saludos.

    Me gusta

  • marbe

    MANOLO que bueno que la pasaste bien y que no te afecto en tus bienes y en esas mascotas q te acompañan en esa ciudad,me agrado mucho leerte y la forma en que al narrar los hechos me transportas a ese lugar donde tu estas, estoy esperando la que me pometiste de doña mago.
    que dios te siga bendiciendo manolo y no olvides en mandarme el link de vez en vez.
    saludos

    Me gusta

  • Tere Aristi

    Pues si que fuiste afortunado Manuel y también que bueno que tuviste a donde refugiarte con tus grandes amigos,tu sabes lo que es un huracán de verdad, pero lo peor de estos fenómenos es después lo que dejan y lo que no me extraña es como se manejan las medidas de seguridad allá, la forma de evacuar en chinga y a fuerza!!!.Que bueno amigo que ya paso este suceso y que lo compartas con nosotros.Te mando un abrazo y un saludo a las mascotas. 🙂

    Me gusta

  • Hazel

    Manolo que aventura la que viviste sin querer queriedo… jajajaja. como siempre buenisimo y me transportaste imaginariamente a lo que viviste, por dicha se degrado y no paso a mas, y lo mejor de todo es que estas super bien.

    Te mando un abrazo y esperare tu proxima aventura

    Me gusta

Comenta este articulo aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: