“Cargo de Conciencia”

     Me encontraba trabajando en la recepcion del Hotel “Melia Cancún”, ahora “Gran Meliá Cancún” entre los años ’95-’97 no recuerdo exactamente la fecha, era una tarde de “sobre-venta” en el hotel, ese dia recibiamos a un grupo de Brazil y ahi conoci a unas chicas simpaticas, pero sin mayor comunicación las acomode en sus habitaciones.

     Esa misma noche yo sali a bailar recuerdo en aquel entonces a la disco de moda, “La Boom” en la zona hotelera de Cancún. Era temporada muy alta, asi que ya se imaginaran la entrada a los centros de entretenimiento y discotecas (clubs) del lugar., esa noche iba yo con mi amigo Santiago Rivas a encontranos con otros amigos a esta discoteca, en la entrada que habia una fila interminable, yo llegue directamente a la entrada sin hacer la linea, ya que yo era muy conocido en todas las clubs en Cancún, el encargado de la puerta me reconocio inmediatamente y me dijo, “permiteme Manuel ya te hago pasar, ¿cuantas personas?, -preguntó- ¡dos! le conteste…, un segundo habia pasado y me “pican” el hombro y me dicen en idioma español con acento portugués, “-hola ¿podriamos entrar contigo mis amigas y yo?”, yo volteo a verlas y sobre el hombro les contesto…, “I’m sorry I don’t speak Spanish”…, “Of course you do!” me contestan las chicas, I’m sorry, -dije yo-, I don’t know you!, en ese momento me hacen pasar a la disco y en ese momento, Santiago me dice: -¡¡¡Pendejo son las chicas que atendiste esta tarde, imbecil!!!, ¡son las huespedes del hotel…!

     (too late), jajajaja ¡demasiado tarde…!, entramos al club y solo mire como las chicas me quedaban mirando con cara de odio, (y no era para menos)…, al dia siguiente…, al dia siguiente con lo que me esperaba, Santiago no paro toda la noche de mortificarme y hechandome en cara lo que habia hecho con las “huespedes”, en la forma tan despectiva y altanera que me habia portado al tratarlas de esa forma, en fin me hizo sentir tan mal que al dia siguiente con el remordimiento de conciencia, les llame a una de sus habitaciones., yo en ese entonces era sub-gerente de recepción y asi como tal me identifique por la linea telefonica.

     … poco falto para que yo me le arrodillara en la puerta de su habitacion, ya no hallaba yo como pedirle perdon y disculpas, le insisti y le insisti a que aceptaran una cena gratis en uno de los restaurantes del hotel para tratar de que perdoran mi mala actitud la noche anterior en la entrada de La Boom.

     La huesped me dijo que me perdoba pero que de ninguna manera aceptaria mis ofrecimientos, refiriendoce a la cena gratis, entonces colgue el telefono ante la negativa de la huesped y sin mas, me diriji a su habitacion, alla personalmente le volvi a insistir a que aceptara humildemente mi ofrecimiento, esta ves con mayor exito, ella acepto la oferta., de la misma forma le deje mi tarjeta de presentacion. Asi de esta forma me quede mas tranquilo y di por concluido el incidente que me dejara tan mal sabor de boca incrementado por mi gran amigo ¡Santiago Rivas!

     Años más tarde, en las visperas de las fiestas decembrinas en el 2008 me encontraba yo trabajando en Bella Luna en Miami como mesero, esa mañana me habian asignado la estacion de el patio, ahi entro una cliente y se sento sola, yo la mire y me le acerque, y me le puse a sus ordenes, “Good morning, welcome to Bella Luna, I’m going to be your server, may I offer you something to drink…?”, ella me quedo mirando muy fijamente y con una mirada muy penetrante, yes!, -contestó-, one glass of red wine, please…., sin mas me retire y le fui a traer su vaso de vino, no habian transcurrido unos minutos y sentia su mirada clavarseme en la espalda, yo platicaba con otros meseros y sentia pesada su mirada…, me puse incomodo, en eso vino la comida y tuve que acercarme a su mesa, en ese momento ella muy seria y seguridad, me pregunta:

     Excuseme!, do I know you?, what’s your name?…, “¡¡¡tragame tierra dije yo entre mi!!!” en ese momento corrieron hacia mi como en un segundo, 14 años aproximadamente en mi memoria…, ¡¡¡Ooh noooo, -seguia pensando en mi memoria- ¡¡¡es ella, es ella!!!, entonces le conteste, “my name is Manuel”…

     …..¡Manuel! -exclamó- ¡¡¡Manuel!!!, it’s that you?, the same guy that was working in  Melia Cancún???

     Que pequeño es el mundo, me vine a encontrar con mi “pesadilla” del pasado y con  la misma persona que yo habia atendido como huesped del hotel, ahora como cliente de Bella Luna, ella me dijo que le contaria a sus amigas cuando regresara a Sao Paulo, Brazil lo que estaba aconteciendole en Miami…

     Pero por supuesto que yo retome la pena y la vergüenza como si hubiese sido el dia anterior, me senti re-mal verla nuevamente despues de tantos años, pero esta ves, con una sonrisa en mi rostro, me puse a bromear con ella, nuevamente le recorde y le pedi disculpas por aquella actitud que me marco en el pasado, ese “cargo de conciencia” seguia presente, pero esta ves, nos despedimos con un buen sabor de boca…, no supe mas de ella, posiblemente me la encuentre algun dia en algun lugar del mundo, ¡uno nunca sabe…!

                            

Acerca de Manolo De La Cruz

Nacido orgullosamente tabasqueño, crecido en la tierra de los "tumbapatos" en Macuspana cruzando el río Puxcatán en San Joseito "Rancho 2-Hermanos". Vivido en Costa Rica y parte en Caracas, Venezuela. Escritor cómico, narrativo, descriptivo, anecdótico y ahora pintor empírico. Ver todas las entradas de Manolo De La Cruz

8 responses to ““Cargo de Conciencia”

  • Fernando Lugo Alvarez

    Muy buena anécdota Manolo, increíble como con el tiempo volvieron a encontrarse.

    Me gusta

  • Mary

    Oye manny, muy interesante la historia. Verdaderamente que la vida te da sorpresas, sorpresas te la vida… el mundo es tan pequeño como sus 5 letras….
    La historia esta bien narrada, con todo lo que necesita un escritor para inspirar a seguir leyendo…
    un beijo muack

    Me gusta

  • Rocío

    Tienes un estilo muy ágil y divertido para narrar!!! me encantó la energía con que relatas. Podía imaginar perfecto tu rostro de ojos grandes y tu acento tabasqueño (que así te recuerdo) platicando la anécdota. Ya que me autorizaste, me gustaría comentarte que necesitas revisar una vez más tus signos de puntuación para que hagas de este texto algo muy bueno. Ah, no olvides la ortografía del español!!! tú siempre tuviste cuidado en eso, no lo descuides. Gracias por permitirme leer tus pensamientos.

    Me gusta

    • Manuel De La Cruz

      Jajajaja, gracias Rocio, por eso queria que tu me le hecharas un vistazo a este articulo ademas deja informarte que estoy escribiendo un libro, preparate que seria bueno me ayudaras en algunas aqnecdotas, mil gracias estamos en contacto! (lo de la ortografia, lo se, te dire que tendre mas cuidado, gracias nuevamente por tu aportacion)

      Me gusta

  • Guillermo Reynaud

    XD KARMA!! XD yo ni hubiese contestado y haría como si me llamase la virgen… xD

    Me gusta

  • Manuel De La Cruz

    Y te cuento que tengo otra historia similar que me sucedio mientras caminaba en las calles en Den Hag (La Haya, Holanda)…. pero esa…? esa es otra historia!

    Me gusta

  • cristina chavez

    Hay manolo, lo puedo creer a mime paso una historia similar!!!! en Dady’o cuando trabaje en ultrafemm de plaza caracol!!

    Me gusta

Comenta este articulo aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: