“La Caña Perdida”

 
       Le habia dicho a Melissa que iba a caminar por Main St en Belmar, NJ., habia visto un restaurante que me habia llamado la atencion para aplicar y ver la posibilidad de conseguir un trabajo, estaba yo caminando con 93 grados “F” de temperatura, hacia un calor insoportable y seco, ademas!, ese dia habia problemas con la electricidad en todo el pueblo, desde la noche anterior habia habido cortes de energia electrica toda la noche, fue casi imposible dormir, el aire acondicionado se apagaba y se prendia a cada rato, pero esa manana a las 9am se fue nuevamente la luz y como “ratas fumigadas” fuimos disparados de la cama por el intenso calor dentro de casa, me prepare un cafe y me fui al porche a disfrutar y ver a la gente pasar, no se movia ni una hoja de los arboles, el calor se iba intensificando., tome un bano y me aliste, entonces me diriji hacia la calle principal del pueblo, “Main St”, habia caminado unas cuantas cuadras cuando Braulio me llamo a mi cellular…, “que haces donde estas?” pregunto…., bueno estoy aqui en Main St., “si pero donde…!, exclamo!!!!”, bueno pues en la 8th Avenue…, quedate ahi contesto, paso por ti en 10 minutos, y yo como si fuera un animalito de la creacion, acudi a una banca que estaba por ahi, en la sombra y me sente muy obedientemente a esperarlo….!, efectivamente, 10 minutos mas tarde llegaria Braulio, su esposa y sus dos ninos….
     Primero fuimos a un centro comercial exactamente a un supermercado a comprar algunas proviciones, y luego a otro y mas tarde al tercer centro de acopio, creo que esta familia si que ahorra dinero, muy organizadamente compra segun las ofertas y los mejores precios de los productos., Braulio habia comentado que esa noche me invitaria a cenar (despues de repetir en muchas veces que esa cena me costaria cientos de miles de dolares….), me obligo a comprar el vino de mi preferencia (Merlot), para la cena, entonces llegamos a casa despues de utilizarme como un “burro” de carga, subir como treinta escalones con las manos llenas de bolsas del ‘mandado’ no fue nada agradable, estas escaleras las repeti una y otra ves cada ves que habiamos comprado en los diferentes supermercados…..!
     Una ves por fin en casa, Braulio abrio mi botella de vino y me srivio en una copa, hacia mas calor yo creo adentro de la cocina que afuera, entonces comenzo apreparar la cena, “penne pasta, con salsa de tomate y mussels (mejillones frescos que acavaba de comprar en el supermercado), la cena pues estuvo suculenta mientras miravamos una telenovela del canal de las estrellas…..!
     40 minutos mas tarde, Braulio me presumio que iriamos de pesca a la playa cerca de su casa y que ahi “pescaban” hasta marlines, tuburones y ballenas azules” segun la prepotencia y caracteristica de Braulio…., el siempre ha sido muy exagerado en sus relatos!, oh si? le consteste, esta bien, entonces vamos…!
     Alla llegamos con su esposa, el bebe de 8 meses y la nina, bajamos las “canas”, la silla, el vino y los chips para comer., recorrimos unos cuantos metros hasta donde las olas rebentaban en las piedras, ahi miraba yo a Braulio con su cana profesional que habia adquirido escasos 4 dias a tras (de las caaaaras…!), yo observaba y observaba como lanzaba la cana hacia el mar, mientras platicaba con su esposa y su nena, el bebe ya se habia dormido., yo como si fuera un anciano me tape con una sabana pues la humedad y el cereno me traian como loco, estornudaba y me escurria la nariz, el caso que Braulio habia sujetado (segun el) la cana de pescar a una roca despues de haberle puesto una “carnada bastante considerable al anzuelo”…, no habian pasado ni 30 minutos mientras estabamos bebiendo el vinito, y platicaqndo cuando de pronto escuchamos dos ruidos…..
     …. PUM, PUM!!!, la cana de pescar salio volando por los aires y perdiendose entre la obscuridad de la noche y el profundo mar…. el silencio nos embargo., la cana de pescar se perdia en lo profundo del mar…., jajajajajaja ni tiempo nos dio de cojer la lampara para alumbrar al “indivuduo”, al “bicho” o al animal que se lo habia robado…., Braulio y yo echamos a reir, la cana se habia perdido y el habia perdido unos cuantos dolares en adquirirla unos dias a tras!, jajajajaja., bueno, al menos no solo pescamos un resfrio, sino tambien una buena velada que daba termino en ese presiso momento…., Braulio se quedo con la duda, “que seria de su cana? que “bicho” se la habia llevado a las profundas aguas del Atlantico?, jajajajaja no creo que una ballena azul, pero en fin, cojimos las cosas, los tiliches y hasta el bebe que dormia plascenteramente y nos retiramos del lugar…
 
                                           By Manuel De La Cruz

Acerca de Manolo De La Cruz

Nacido orgullosamente tabasqueño, crecido en la tierra de los "tumbapatos" en Macuspana cruzando el río Puxcatán en San Joseito "Rancho 2-Hermanos". Vivido en Costa Rica y parte en Caracas, Venezuela. Escritor cómico, narrativo, descriptivo, anecdótico y ahora pintor empírico. Ver todas las entradas de Manolo De La Cruz

2 responses to ““La Caña Perdida”

  • Maria

    ohh Manny, este pasaje esta increiblemente chistoso… y el Braulio tambien

    Me gusta

  • Simon

    PUES TU SOBRINA KARLA SU ILUSION ES IR A PESCAR , LA OTRA VEZ LA LLEVE APESCAR EN LAS ORILLAS DE NUESTRO HERMOSO RIO PUXCATAN, PERO SOLO PESCAMOS UNA INSOLACION DE LAS BUENAS , BUENO FUE UNA BONITA EXPERIENCIA….SALUDOS….ADIU….

    Me gusta

Comenta este articulo aqui:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: